Cristiano Ronaldo, la leyenda que se le escapó al Liverpool

El Liverpool perdió la oportunidad de llevar a Cristiano Ronaldo a Anfield en 2003, según explicó el ex defensa de los Reds Phil Thompson

Hace casi dos décadas, un delantero portugués altamente calificado generaba mucho interés después de irrumpir en la escena con el Sporting de Lisboa. Varios equipos de la Premier League aprovecharon la oportunidad para echar un vistazo al potencial de Ronaldo, con Thompson siendo enviado a seguirle de cerca cuando trabajaba como asistente de Gerard Houllier en el Liverpool.

La leyenda de los Reds quedó impresionada con lo que vio, pero no pudo conseguir su fichaje por el alto precio que había que pagar. Mientras en Anfield no estaban convencidos de hacer un esfuerzo tan grande para un adolescente que no estaba probado en el más alto nivel, el Manchester United invertía fuertemente en un hombre que años después ganaría cinco veces el Balón de Oro y se ha consolidado en su posición como uno de los más grandes de todos los tiempos.

Reflexionando sobre lo que pudo haber sido, Thompson concedió una entrevista a The Athletic y aseguró: “Estaba siendo promocionado por todos. Tony Henry, el ex centrocampista de Manchester City, estaba trabajando para (el agente) Paul Stretford, a quien Jorge Mendes le encargó que se centrara en Inglaterra. Estaban desesperados por sacar a Ronaldo del Sporting y me invitaron a un partido. Me dijeron que la tarifa era de 4 millones de libras esterlinas, pero explicaron que podría pagarse en el transcurso de un contrato de cuatro años, por lo que esencialmente era 1 millón de libras por año».

“Le pregunté qué tipo de salario querría y me dijeron que era de 1 millón al año más impuestos. Eso era mucho para un niño de 18 años, pero dijeron que era negociable. Era domingo y les expliqué que necesitaba regresar a Liverpool y hablar con Gerard Houllier y ver qué podíamos hacer. Le di toda la información a Gerard, y me dijo que hablaría con [el director ejecutivo] Rick Parry», continuó explicando Thompson.

«A la semana siguiente estoy en Melwood y leo en Sky Sports News que el Manchester United fichaba a Cristiano Ronaldo procedente del Sporting por 12,2 millones de libras. No podía creer lo que veía. ¿Cómo pasó la tarifa de 4 millones a 12.2 millones en tan pocos días? Gerard me pidió que llamara a Tony para averiguar qué había pasado. Tony me dijo que cuando se bajó del avión el lunes, recibió una llamada que le decía que estábamos fuera del acuerdo», explicó.

“Fue sorprendente que la tarifa se triplicara. Claramente era un gran talento, pero nadie podría haber predicho en ese entonces lo bueno que iba a ser», finalizó.