Nadal – Kyrgios: una rivalidad que va para clásico del tenis

Rivalidad, piques, competitividad y, sobre todo, dos tenistas de una calidad incuestionable. Esos son los ingredientes que componen los duelos entre Rafa Nadal y Nick Kyrgios, unos partidos que van camino de convertirse en un clásico del tenis en la era actual. El octavo enfrentamiento entre ambos tendrá lugar este lunes (09:00, Eurosport) en Melbourne, en los octavos de final del Open de Australia, pero, ¿cómo fueron el resto de sus duelos? A continuación, la respuesta.

Cara a cara

Tras siete partidos entre los dos, Nadal domina el cara a cara, algo habitual en el manacorense con prácticamente todos sus rivales. No obstante, con Kyrgios mantiene una mínima ventaja: 4-3. En Australia y ante su público, Nick tiene la posibilidad de igualar la contienda.

Duelos y superficies

Nadal y Kyrgios se han enfrentado en todo tipo de superficies en sus siete duelos. Sobre tierra batida, en los Masters 1.000 de Madrid y Roma, el balear dominó sin discusión. En hierba hay empate tras dos partidos disputados sobre el verde londinense de Wimbledon: triunfo de Kyrgios en 2014 y victoria de Nadal en 2019. Pero la cosa cambia en pista dura, donde el australiano domina por 2-1: Nick ganó en Cincinnati 2017 y Acapulco 2019, mientras que el manacorense salió victorioso en Pekín 2017. Así pues, la superficie dura de la Rod Laver Arena favorece el juego rápido y contundente de Kyrgios.

<figure id="sumario_1|foto" onclick="javascript:ampliaFoto(this, '/tenis/imagenes/2020/01/25/open_australia/1579983975_828454_1579988407_sumario_grande.jpg', '976', '549', 'Kyrgios acabó agotado tras su duelo con Khachanov. / Jonathan DiMaggio&nbsp;(Getty Images)’);return false;» class=»item-multimedia» readability=»-22.193548387097″>

Kyrgios acabó agotado tras su duelo con Khachanov.
Jonathan DiMaggio (Getty Images)

Secuencia de victorias

Esta será la primera vez que ambos se enfrenten en un grand slam de pista dura, por tanto, se trata de un duelo inédito en el Open de Australia. Curiosamente, si nos fijamos en los resultados de sus últimos seis partidos, la secuencia refleja una alternancia en los ganadores: Nadal (Madrid), Kyrgios (Cincinnati), Nadal (Pekín), Kyrgios (Acapulco) y Nadal (Wimbledon). ¿Mantendrá Kyrgios la secuencia ganando en Melbourne? Desde luego, no lo tendrá nada fácil porque llega con mucho más desgaste que Nadal. Para llegar a esta ronda, el de Manacor superó a Pablo Carreño en apenas una hora y media, mientras que Kyrgios se batió el cobre para doblegar a Karen Khachanov en cuatro horas y media de encuentro.

Polémicas

Más allá de lo deportivo, los últimos partidos entre español y australiano han estado aderezados por una pizca de polémica. Una guerra de declaraciones en las que Kyrgios siempre aprovechaba para atacar al balear: publicó un mensaje refiriéndose al balear en redes sociales con emoticonos de jeringuillas (insinuando dopaje), multitud de críticas por el tiempo que Nadal emplea entre saque y saque, celebraciones provocadoras en el torneo de Acapulco, etcétera. Todo ese clima de tensión hizo que Nadal celebrara los puntos con una gran efusividad en su último precedente, en Wimbledon, por lo que el ambiente en Melbourne, con una grada volcada con su jugador, se prevé hostil. La última nota discordante de Nick tuvo lugar hace unos días, cuando en su partido de segunda ronda en Australia imitó las manías de Nadal al ejecutar un servicio cuando recibió un warning por parte del juez de silla. El espectáculo está garantizado.