El calendario pone a prueba a la corta plantilla del Atlético

El Atlético ya tiene rival para estrenarse en la Copa del Rey: la Cultural Leonesa. El equipo rojiblanco comenzará el próximo jueves su participación en un torneo donde están puestas muchas ilusiones para esta temporada. Será el 23 de enero cuando visite el Reino de León en los dieciseisavos de final, pero antes regresará la Liga este sábado (21:00) con la visita a Ipurua, feudo siempre complicado. Los partidos se acumulan y la corta plantilla rojiblanca (22 jugadores) tendrá que poner su estadio físico al límite.

Una semana atrás, el 9 de enero, el Atlético comenzaba en la Supercopa de España derrotando al Barcelona por 2-3 en una espectacular remontada. En aquel encuentro perdía a Koke, autor del primer gol, con una lesión miotendinosa en el muslo derecho que le tendrá fuera varias semanas. Sólo tres días después se enfrentaba en la final contra el Real Madrid, donde el partido tuvo que acudir a la tanda de penaltis para dirimirse. En la prórroga Giménez fue sustituido por un edema muscular en la pierna izquierda, una lesión que le impedirá jugar el sábado. Las dos bajas seguras para el encuentro contra el Eibar se unen a las ausencias que arrastraba el equipo de Lemar, donde el francés tiene difícil volver a jugar hasta febrero y Diego Costa, cuya rehabilitación tras operarse de una hernia discal cervical va pasito a pasito. 

Escudo/Bandera Atlético

Así, Simeone se queda con 18 jugadores para afrontar la próxima semana, pero dos de ellos son Vrsaljko, todavía sin el alta médica pero ya recuperado de una lesión del ligamento cruzado de su rodilla y Saponjic. Dos futbolistas que no han debutado este curso y que aparentemente no entran en los planes del Cholo, que prefiere recurrir a jugadores del Atleti B antes que al delantero serbio. Sin embargo las lesiones también están castigando al segundo equipo rojiblanco y Germán Valera y Darío Poveda, dos de los debutantes de Simeone esta temporada, han caído lesionados de larga duración. Los de Nacho Fernández necesitan a todas sus piezas ya que persiguen el sueño del ascenso y lideran la tabla del Grupo I de Segunda División B.

Tras los partidos contra Eibar y Cultural Leonesa, el Atlético volverá al Wanda Metropolitano para recibir al Leganés (domingo 26 de enero), encuentro para el que aparentemente podría recuperar a Giménez de la enfermería. Frente al equipo leonés el Cholo podría recurrir a jugadores menos habituales en el once como Adán, Arias, Hermoso o Llorente, pero con la clara misión de avanzar de ronda. En el caso de eliminar a la Cultural, el Atlético jugará entre semana los octavos de final de la Copa del Rey (posiblemente el día 29) justo antes de visitar el Santiago Bernabéu para volver a jugar un derbi contra el Real Madrid (1 de febrero). 

Cinco partidos en 15 días

Por lo tanto, en el mejor de los casos, el Atlético disputará cinco partidos en 15 días con la plantilla bajo mínimos, que podrían ser seis en 19 de avanzar a los cuartos de Copa. Todo teniendo en cuenta que no se produzca ningún problema físico más entre sus jugadores, ya que algunos como Morata, Felipe o Saúl acumulan minutos y minutos sin descanso ni alternativasAunque el equipo rojiblanco trabaja para poder incorporar una nueva pieza en el ataque, con Cavani como el gran objetivo, las negociaciones se antojan complicadas y en el caso de completarse, dilatadas en el tiempo. La llegada del uruguayo implicaría alguna salida para completar el límite salarial impuesto por LaLiga.

Una prueba de fuego para el estado físico del Atlético y un final de mes de enero e inicio de febrero donde el equipo se juega sus grandes opciones en Liga, actualmente tercero a cinco puntos de los dos primeros clasificados y las ilusiones puestas en la Copa del Rey. En el nuevo formato copero todos los encuentros hasta las semifinales son a partido único, un cara a cara a vida o muerte donde Simeone no podrá especular si quiere evitar sustos. Y en el horizonte, el 18 de febrero, espera el Liverpool. El calendario se aprieta y el Cholo tendrá que exprimir a sus jugadores, recurriendo casi con seguridad al Atleti B, para seguir compitiendo por todo.