«No hay referencias para 2021»

Nadie quiere confirmarlo, pero todo parece indicar que los diez equipos del Mundial de Fórmula 1 tienen su mente puesta en la nueva generación de monoplazas que debutarán en el ‘Gran Circo’ dentro de dos años. Unos coches cuya aerodinámica sufrirá importantes modificaciones en comparación con los actuales modelos, sobresaliendo en este aspecto el regreso del ‘efecto suelo’ o la introducción de varias piezas estandarizadas, para intentar generar más batallas sobre el asfalto de los circuitos.

Unas permutas que aguardan en demasía equipos como McLaren. La escudería de Woking, que si bien ha regresado al podio este año de la mano de Carlos Sainz, acumula siete años sin ganar una carrera (Jenson Button en el Gran Premio de Brasil 2012). Una mala racha de resultados que desde Gran Bretaña confían en poder finalizar a partir de 2022.

Para conseguirlo, James Key confirma que en el condado de Surre están desarrollando un monoplaza con un concepto aerodinámico flexible para permitirles adaptarse rápidamente a cualquier nueva dirección que aprecien a través del desarrollo, la experiencia en pista o los rivales: «No hay un punto de referencia. Por lo tanto, a medida que descubrimos cómo funcionan realmente los coches del 2021 en la pista y qué potencial de desarrollo tienen, necesitamos tener un monoplaza que tenga una ventana amplia en la que podamos desarrollar su configuración. No quieres quedarte demasiado concentrado en una idea o dirección determinada demasiado pronto. Debes tener un enfoque flexible y otorgarte tantas opciones posibles al comienzo de las pruebas de invierno y la temporada para poder intentar adaptar tu coche lo más rápido posible y comenzar un proceso de desarrollo iterativo. Por supuesto, es importante tener un objetivo general firme y un plan de cómo lograrlo. Pero asumir tener que tomar todas las decisiones al principio y seguir ciegamente un camino específico es peligroso porque siempre hay nueva información que sale a la luz a través del desarrollo, el pensamiento creativo e innovador, la experiencia en pista y observando lo que tus competidores están haciendo. Debes mantener un cierto nivel de flexibilidad y agilidad para poder reaccionar lo más rápido posible. Y, lo que es más importante: no debe haber un temor a cambiar de opinión. Creo que esto es muy importante en la Fórmula 1″.

El director técnico de McLaren remarca la importancia de que toda la organización adopte un enfoque pragmático y flexible para adaptarse a los diferentes desafíos que puedan surgir: «La clave es adoptar un enfoque pragmático, equilibrar los automóviles en consecuencia y asegurarse de que pueda obtener lo mejor de todos los mundos tanto como sea posible. Podrías priorizar un monoplaza sobre otro y enfocarte mucho más en tratar de asegurar un futuro más sólido a largo plazo a expensas del corto plazo, pero eso es a menudo muy difícil de hacer en este deporte. Es esencial estar preparado y, al mismo tiempo, el equipo debe ser flexible en su enfoque para poder adaptarse a los desafíos. 2021 tiene muchas incógnitas, y es esta miríadas de incógnitas, será aún más importante mantenerse a la vanguardia en el intento de comenzar la nueva era de la Fórmula 1 con el pie derecho. Hay que planificar a largo plazo. Muchos equipos no tienen ese lujo. Tienden a estar muy centrados en el corto plazo. En McLaren podemos pensar a largo plazo gracias al excelente y estable respaldo que tenemos de nuestros accionistas y socios como Arrow y ese es un lugar muy saludable en el que estar con 2021 en el horizonte».