Liberty Media desautoriza a Racing Point

«Los coches de 2021 serán bestias y difíciles de conducir». Este fue el vaticinio que Andy Green, director técnico de Racing Point, realizó la semana pasado sobre la nueva generación de monoplazas que debutarán en el ‘Gran Circo’ dentro de dos temporadas.

Unas palabras que Ross Brawn, director deportivo de la Fórmula 1, ha interpretado como un ataque personal a la nueva normativa técnica, deportiva y financiera impulsada por Liberty Media y la FIA para igualar el rendimiento de los monoplazas y generar más batallas sobre el asfalto de los circuitos. 

«Cuando comenzamos a trabajar en el programa aerodinámico, Racing Point declaró que no podían apoyar el programa 2021 y que no podían contribuir con este programa debido a los recursos que tienen. Por lo tanto, probablemente hayan trabajado menos en este programa que cualquiera de los equipos que han estado involucrados», comienza su réplica Brawn en ‘RaceFans’. 

El ingeniero de Ashton-under-Lyne prosigue su censura al pronóstico de Green recomendando al equipo con sede en Silverstone ponerse a diseñar su futuro coche: «Una de las razones por las que hemos optado por neumáticos de 18 pulgadas es, en parte, para reducir eso porque el movimiento de las bandas laterales es extremo en un neumático de 13 pulgadas. Me sorprendería que Green tuviese un modelo de neumático de 18 pulgadas que le permita ver qué hacen los neumáticos en las curvas. Nosotros lo tenemos. Creo que él tampoco. Es una declaración desafortunada ser crítico en este punto y creo que es precipitado. Además, no está basado en ningún hecho que tengan, quizás en una opinión. Creo que una vez que se ponga a diseñar su coche limará las asperezas que pueda haberse imaginado».